Noticias

Empresas que se arriesgan y deciden ser pioneras, es lo que necesita el ecosistema de biotecnología en México y LATAM

  • El panel ¿Cómo despertar el ecosistema emprendedor de biotecnología en México y LATAM? participaron Cristián Hernández (Zentynel Frontier Investments), Marimer Pérez (The Yield Lab LATAM), Pedro López Sela (FrissOn Capital) y Daniel Domínguez, (Allbiotech).
  • Latinoamérica cuenta con el capital suficiente para crecer el ecosistema de biotecnología pero pocos actores del sector quieren asumir el riesgo.
  • Se requieren pioneros que se atrevan a dar el primer paso y muestren que es posible invertir, crecer y tener éxito.
  • Crear redes de colaboración entre emprendedores, inversionistas, académicos y otros actores clave es indispensable para construir un ecosistema cohesionado.

América Latina es una de las regiones con mayor potencial de innovación tecnológica y desarrollo empresarial, capaz de atraer grandes inversiones y detonar negocios disruptivos. Ante la pregunta de ¿por qué invertir en biotecnología? Para Cristián Hernández, General Partner de Zentynel Frontier Investments, la respuesta es clara: “¿Por qué no?”, así lo dijo durante su participación en el foro ¿Cómo despertar el ecosistema emprendedor de biotecnología en México y LATAM?

“Para transformar el ecosistema biotecnológico es fundamental demostrar resultados tangibles. Hay que ponerse a trabajar duro y entender que el camino sólo puede ser abierto por personas que se arriesgan y deciden ser pioneros. Es lo que hicimos en Zentynel Frontier Investments y lo que hasta ahora nos ha dado excelentes resultados”, comentó el inversionista y experto en biotecnología, quien desde Chile visitó México para intercambiar puntos de vista con otros miembros del ecosistema de biotech.

En el encuentro moderado por Daniel Domínguez de Allbiotech, Hernández añadió  que en el ámbito de inversiones en la región, la dinámica de liderazgo en las rondas de financiamiento juega un papel vital. Cuando una compañía abre una ronda, se espera que un inversionista lidere esa ronda y negocie los términos con los fundadores. Aunque en ocasiones Zentynel Frontier Investments decide no liderar, el interés que despierta sigue siendo muy importante para atraer más capital.

Invertir en biotecnología no es para todo el mundo

Para Hernández, en Latinoamérica existe suficiente dinero para invertir, “es parte de un mito afirmar que no hay capital disponible; el problema es que no está biodisponible. Invertir en biotecnología no es para todo el mundo, pero cuando hay un calce, es maravilloso”.

Entre el riego y los recursos

Con él coincide Marimer Pérez Cisneros, Principal en The Yield Lab LATAM, quien habló sobre la paradoja que persiste en la ya que aunque hay abundancia de recursos, persiste la falta la disposición para asumir los riesgos necesarios que  impulsen el desarrollo y la innovación, especialmente en sectores como la sustentabilidad y la biotecnología.

“La falta de incentivos adecuados hace que los empresarios pasen por alto estas oportunidades y esto es aplicable en diversos sectores. Cuando los incentivos son correctos, el flujo de dinero se activa de manera natural”, narró Marimer Pérez.

Sin embargo, cambiar esta mentalidad no es tarea fácil. Requiere un ecosistema que entienda las necesidades y preocupaciones de los inversionistas y empresarios.

De acuerdo con Hernández, el emprendedor de base científica enfrenta un entorno desafiante, pero con las herramientas adecuadas, puede triunfar. “Hay ciertos mínimos necesarios, como patentes y estrategia regulatoria, pero lo más importante es construir confianza. Ninguna reunión está perdida, ni el trabajo agotado; todo se acumula, y si estos emprendedores de base científica logran sobrevivir ya están ganando”.

En la conferencia organizada por Alejandro Esquivel de Noxgen y Martha Laura López, quien representa a Zentynel Frontier Investment en México, Pedro López Sela, Managing Partner de FrissOn Capital, agregó que los ecosistemas empresariales se asemejan a un rompecabezas incompleto y desorganizado. Aunque existen muchas piezas valiosas, estas no se conectan de manera efectiva, lo que dificulta el desarrollo de startups.

“Al crear una startup, especialmente en sus primeras fases, los emprendedores enfrentan grandes limitaciones de presupuesto y personal. Esta situación exige una amplia gama de capacidades diversas para poder avanzar. En el ámbito de la biotecnología, este reto es aún mayor. Las startups en este sector necesitan expertos que comprendan profundamente la tecnología del producto. Sin embargo, estos especialistas a menudo carecen de conocimientos en áreas fuera de su campo de expertise tecnológica”, opinó López Sela.

Finalmente, los especialistas coincidieron en que para enfrentar estos desafíos, es muy importante fomentar un entorno donde las piezas del rompecabezas no sólo existan, sino que también se interconecten de manera efectiva.

“Esto implica crear redes de colaboración entre emprendedores, inversionistas, académicos y otros actores clave. Solo así es posible construir un ecosistema cohesionado que permita a las startups acceder a las diversas capacidades que necesitan para detonar su crecimiento”, concluyó el General Partner de Zentynel Frontier Investment.

Related Articles

Back to top button