Recursos

Estas son las razones por las que no has podido levantar capital

Tener una buena idea no te garantiza ni poco que vayas a tener éxito en tus levantamientos de capital, sobre todo en las primeras etapas en donde no has atravesado un proceso de experimentación de presentar ante inversionistas y contar con un buen pitch deck.

Lamentablemente esto influye en que fracasen las compañías, CB Insights en su reporte de 2021, Why Startups Fail: Top 12 Reasons, señala que la razón número uno es que se les acabe el capital y que fallen en su ronda de financiamiento.

Aunque el panorama suene aterrador y se pensara en evitarlo, no siempre es posible, ya que para la mayoría de los founders, levantar capital es una necesidad. Además, hay que ser honestos, pedir dinero a otras personas (en este caso inversionistas) tampoco es algo natural, por lo que no hay confianza y se puede sentir hasta comprometedor.

G2 Momentum Capital, firma especializada en startups señala “hemos visto pasar innumerables compañías que presentan sus pitch deck poco afortunados y con demasiadas carencias; si estas startups han decidido tocar la puerta de diversos fondos de inversión con la misma información, será muy difícil que logren cerrar una ronda”.  Con base en esta experiencia, te presentamos algunas de las razones por las que tu compañía no ha podido levantar capital.

Crecimiento lento de la compañía

Aunque son inversionistas de “riesgo” tampoco buscan hacer apuestas a ciegas o riesgos demasiado riesgosos, se busca la obviedad. Los inversionistas justifican las decisiones que toman, quieren datos y si es una compañía en etapa muy temprana, quieren que la idea de negocio suene a que va a crecer porque tiene un buen equipo que puede sacar adelante a la compañía con las proyecciones que presentan, que sea congruente y que la idea sea innovadora, disruptiva y pueda ejecutarse con el capital necesario. Si el negocio es coherente y en sus proyecciones crece a un buen ritmo acorde a su industria, probablemente se invertirá, de lo contrario no esperes que apuesten su dinero, al final ellos están buscando obtener rendimientos.

Te diriges a los inversionistas equivocados

No por existir un excelente negocio y un inversionista con dinero significa que es un trato cerrado. Es lo más erróneo. Los fondos de inversión vienen de todas formas y tamaños, tienen diferentes tesis y procesos de inversión y se guían por sus propios mandatos. Por lo que necesitas mapear cuales de ellos se ajustan a ti. No pierdas el tiempo persiguiendo inversionistas que nunca te podrán invertir.

Haces valuaciones poco realistas

Cuando una startup se dispone a buscar financiamiento, lo primero que hacen los inversionistas es valorarla con base en una serie de factores, que deben cuidarse para hacer que la cifra sea lo más alta posible. Esta varía según la fase en la que se encuentre la compañía: no es lo mismo una empresa que se acabe de crear a otra que ya lleve varios años activa y que tenga una base sólida de clientes, facturación, etc. 

Los emprendedores se pueden ver perjudicados en el futuro por haber valuado mal su startup y haber marcado una inferior o superior a la recomendable para la fase en la que se encontraban.

No tienes las suficientes relaciones

Lo mínimo que deberías hacer como founder de una compañía es construir relaciones antes de comenzar a buscar aliados de algún tipo, incluyendo inversionistas. Esto tiene tres beneficios principales: en primer lugar, está estableciendo una relación, lo que puede ayudarte a reducir el riesgo percibido; en segundo lugar, cuando llegue el momento, puedes garantizar una reunión a la qué dirigirte; y finalmente, en tercer lugar, cuando te reúnas por primera vez puedes preguntarle al inversionista cuáles son los elementos que deberá mostrar en su pitch deck para ir preparando tu presentación con él, particularmente.

Construir relaciones con los inversionistas adecuados desde el principio puede ayudarte a obtener múltiples beneficios.

No tienes un modelo de negocios adecuado

SI bien es cierto, el modelo de negocio es muy importante, todavía en las primeras etapas puedes cambiarlo si está mal. Sin embargo, muchos fondos de inversión no opinan lo mismo y mientras más madura sea tu compañía se entiende que el modelo de negocio tendría que estar ya consolidado. Eso implica que estes quemando demasiado efectivo, que careces de un camino claro hacia la comercialización, que el mercado sea demasiado pequeño para el enfoque que elegiste, entre muchas otras situaciones.

Asegúrate de que tu historia sea fácil de entender para el inversionista, recuerda que deber ser claro y preparar un pitch deck adecuado para quien se lo vayas a presentar y trata de ser atractivo, proporciona datos que hagan de tu compañía aquella empresa a la que vale la pena invertir por lo que está creciendo, por los emprendedores que tiene, porque es una gran idea y porque tiene unas buenas proyecciones.

G2

G2 es una firma de consultoría y fondo de inversión de VC para etapas tempranas de startups.

Related Articles

Check Also
Close
Back to top button