Recursos

¿Me pagan con acciones? ¿Stock options? ¿Qué es esto?

Hoy hablaré de un tema muy común en el mundo StartUp, y que causa mucha confusión entre los empleados y posibles integrantes de las empresas.

Es muy común que para perfiles de alto mando al recibir una oferta de trabajo de una Startup, la propuesta incluya una sección haciendo referencia a un término conocido como Stock options.

El término Stock options está ligado al número de acciones que una empresa privada puede ofrecer a los empleados con la opción a compra, es decir, los empleados pueden adquirir acciones de la empresa a un precio más asequible que un inversor externo.

¿Cuántas Acciones tiene la empresa?

Las empresas privadas puede emitir el número de acciones que mejor le parezca y aunque es una decisión arbitraria, es muy común que la salida inicial sea con 10 millones de acciones.

Cuando recibimos una oferta que incluye la opción de adquirir acciones de la empresa, debemos considerar que esto puede ser una muy buena inversión, pero al igual que cualquier inversión, adquirir acciones de una empresa puede ser un proceso a largo plazo.

¿Y ahora qué?

Mi oferta laboral incluye Stock options, pero eso ¿me conviene?, ¿debo rechazarla y mejor pedir mayor sueldo?, ¿cuánto valen las acciones?, ¿tengo que pagar para adquirirlas?

Son muchas las preguntas que nos hacemos y voy a tratar de responderlas con un ejemplo de lo buena opción de negocios que puede ser para ti aceptar acciones a compra en tu contrato.

¿Cuánto valen las acciones?

Seguramente cuando hablamos de acciones, viene a tu mente la bolsa de valores y todos esos números que se presentan en las películas, pero a diferencia de las públicas, las empresas privadas no están obligadas a publicar el valor de las acciones, por lo cual existen otros mecanismos de valuación.

Digamos que a principios de año la empresa que hoy te está contratando levanto inversión, y esta inversión se recibió tras una valuación que determino el valor de la empresa en $4 millones de dólares.

Ahora supongamos que del 100 % de las acciones que emitió la empresa, el 70 % corresponde a los fundadores, el 20 % a los inversionistas y el 10 % a las acciones para empleados, y de este porcentaje es de donde tú puedes comprar tus acciones.

Con estos porcentajes podemos calcular el costo de las acciones tomando 2 valores: uno el valor de mercado, que es representado por precio que pagaron los inversionistas por acción durante la inversión, y 2 el 409A que es un valor calculado por una empresa externa especializada, que avalúa y asigna un costo a las acciones.

Con esto hagamos el siguiente ejercicio, si el valor de mercado por acción es de $ 2 dólares y el del 409A es de $ 1.2 dólares y la empresa te ofreció 10,000 acciones con opción a compra en tu contrato, tú tendías que pagar $ 12,000 dólares para adquirir las acciones.

¿Tengo que pagar?

La respuesta es ¡Si!, y aquí es donde muchas veces queremos echar marcha atrás y decir, ¡no quiero acciones!, ¡prefiero más sueldo!.

¿Cuándo tengo que pagar?

Mientras tú sigas trabajando para la empresa, tú no tienes que pagar por tus acciones, estas se encuentran en una sección separada de las que se ofrecen a nuevos miembros, es decir, están reservadas para el momento que las quieras comprar.

Pero si decides salir de la empresa en ese momento, tú tienes que decir si adquirir la acciones y pagar por ellas el costo de la acción tomado del valor del 409A a la firma del contrato o simplemente las dejas ir y que regresan al total de acciones disponibles.

Pero sigamos con el ejercicio, digamos que 2 años más tarde tú sigues trabajando y la empresa inicia un nuevo proceso de inversión y consigue una nueva ronda, pero esta vez como la empresa siguió creciendo, la valuación las acciones sube y ahora es de $20 dólares por acción.

Esto significa que si tú adquieres las acciones pagando $ 12,000 dólares a ti en ese momento te estarían pagando $ 200,000 dólares para comprarte tus acciones y si en 2 años más la empresa recibe otra valuación donde cada acción tiene un valor de $ 400 dólares a ti te pagarían $ 4,000,000 dólares.

¿Me conviene?

La respuesta nuevamente es ¡Si!, imagínate el negocio que esto representa para tus finanzas.

Entonces es buen momento para dejar de ser cortoplacistas y pensar en todas las alternativas que el futuro nos puede ofrecer.

Espero este artículo les sirva y sigamos aprendiendo del mundo Startup.

Luis Campos

Soy un apasionado de las tecnologías, con gran capacidad de análisis, abstracción y resolución de problemas, amante de la innovación, la investigación, la mejora continua, comprometido y con gran capacidad de liderazgo, me enorgullezco de ser un mentor natural con un alto nivel de coaching y entendimiento del valor que da el capital humano, cuento con +10 años de experiencia en el área de TI, soy creativo y efectivo en mi trabajo.

Related Articles

Check Also
Close
Back to top button