Recursos

5 consejos para crear una mejor imagen profesional con tus colaboradores

Un equipo de trabajo se conforma por personas con necesidades y aspiraciones. Un empleado, proveedor, socio o director es, al mismo tiempo que un profesional, un ser humano con emociones, las cuales pueden ayudar o afectar en su desempeño diario. Por esta razón, un ambiente de trabajo no debe enfocarse exclusivamente en la productividad creciente y la entrega de resultados, sino también en crear una cultura organizacional benéfica para todos sus miembros, lo que ayudará a su vez en lograr las metas empresariales.

Una de las herramientas que podemos utilizar para crear una correcta cultura organizacional es el diseño de imagen pública, específicamente en su enfoque profesional. La imagen profesional se compone de todos los elementos que nos ayudan a proyectar una imagen positiva respecto a nuestras labores, generando confianza y estabilidad en todas las personas que nos rodean. El profesionalismo, aún cuando sea parte de nuestro actuar, puede no verse reflejado en nuestra imagen pública, por lo que hay que tomar ciertos aspectos en cuenta para lograrlo.

Te damos estos cinco consejos para lograr una proyección de imagen pública más efectiva:

Cuida tu imagen física. Si bien el físico no es todo lo que tenemos para ofrecer como profesionales, si nos ayuda a generar un ambiente de confianza mayor. En la imagen física debemos trabajar no solo en nuestra complexión y postura, sino también el tipo de vestimenta, estilo, colores y uso de accesorios, de acuerdo al lugar en donde nos encontramos.

Mejora tus habilidades de comunicación. Un buen orador generalmente es percibido como mejor profesional que alguien que se traba al hablar o que tiene faltas de ortografía y redacción, por sencillas que puedan parecer. Una buena comunicación proyecta que nos importa nuestro receptor, pues facilitamos su entendimiento.

Mejora tu manejo de emociones. En una organización siempre existirán conflictos, así como tiempos de tranquilidad. Aprender a manejar correctamente estas crisis, tanto desde nuestra propia emotividad, como la de nuestros compañeros, nos brindará una imagen pública más madura, centrada y reflexiva, generando un ambiente agradable de trabajo.

Respeta la puntualidad en todo momento. Dejar esperando a una persona, no importa si es cliente, proveedor, candidato o compañero, se considera una ofensa a nivel personal y profesional. Administrar correctamente nuestro tiempo proyecta una imagen del cuidado por los demás, ya que todos tenemos cosas por hacer, o simplemente podemos utilizar nuestro tiempo para otras tareas.

No escondas tus errores, acéptalos. Los errores son parte cotidiana de nuestra vida, pues somos seres perfectibles, no perfectos. Un error lo comete cualquiera, y reconocer esta falta nos ayudará más a nuestra imagen profesional, que pretender que nunca sucedió o culpar a alguien más. La responsabilidad profesional nos da una imagen de humanidad, sinceridad y respeto por los demás.

Poniendo en práctica estos consejos proyectaremos una imagen mucho más positiva, permitiendo a nuestros compañeros acercarse con más confianza a nosotros. Muchas veces creemos que provocar miedo lleva al respeto, pero en realidad sucede lo contrario, pues una imagen pública amable, responsable y ecuánime es mucho más benéfica para el desarrollo de una organización, demostrando a los demás que se es parte de un equipo con una meta en común.

Related Articles

Check Also
Close
Back to top button